POST

JORNADA CONTINENTAL POR LA DEMOCRACIA Y CONTRA EL NEOLIBERALISMO

Montevideo, del 16 al 18 de noviembre del 2017

La jornada comenzó con una apertura en las calles de Montevideo y con las palabras de Pepe Mujica dando la bienvenida a todos los participantes, mencionando los pequeños cambios que se pueden ir desarrollando en esta sociedad en la que viven hoy en día millones de personas en situación de pobreza y opresión.

Se trabajaron en mesas de trabajo: Libre comercio, Transnacionales, Democracia y soberanía y una última que era de Integración. Destacamos las mesas de empresas e inversión transnacionales.

Se contó con la presencia de personajes como Jose Mujica, Laura Cáceres y la de Rosalina Tuyuc. Y con la presentación de la CSI- CSA, CUC, CLOC, COPINH y la Marcha Mundial de las Mujeres. La participación fue de más de 2,800 participantes.

En la mesa de las transnacionales se explicó el caso CHEVRON para entender cómo en nuestras cortes hay un gran vacío jurídico. Nacen preguntas cómo y dónde se pueden juzgar a los corruptos, (pareciera que no existen) ya que las empresas son autónomas de la matriz central. Se registran como empresas auxiliares y muchas cuentan con paraísos fiscales. Sin embargo, todas las ganancias netas que se tienen por sus marcas si van para la empresa matriz, ellos son los fiscalizadores. Pero si los trabajadores quieren hacer alguna denuncia, ellos quedan exentos de cualquiera responsabilidad.

De todos los trabajadores a nivel mundial, solo el 15% esta sindicalizado. Las 50 mayores multinacionales contratan solo a un 7% de trabajadores, y el 70% u 80% de los trabajadores son precarizados y se abusan de la tercerización de trabajo cuando varias empresas son subcontratadas por una empresa multinacional de grandes proporciones.

Por ejemplo, empresas multinacionales no tienen trabajadores y todas sus contrataciones son por medio de una página web, en la que varios empresarios hacen ofertas para ver quién las trabaja a más bajo costo. Con esto lo que tenemos para los trabajadores es mano de obra Esclava y muy pocos trabajadores van a poder optar por un empleo decente.

Los sindicatos tienen que tener una visión global para pensar en conjunto y no seguirle el juego a las transnacionales. Para esto los sindicatos, tendrán que articularse también con los movimientos sociales.

En la actualidad estamos en el juego de las transnacionales, el más reciente es la empresas de taxis que es dirigida desde ESTADOS UNIDOS . Ellos no cuentan con ningún taxi pero son los que reciben el dinero. La empresa es UBER.

Hay que tener en cuenta que las transnacionales están incorporadas en nuestra vida diaria desde el agua que tomamos, el petróleo, el medicamento y los alimentos.

Hay que tener en cuenta que todos nuestros datos personales e información están en 6 grandes empresas de comunicación y ellas tienen todo el control de manejarla como ellos quieran y de proporcionarla a las personas que les interese. Tenemos que actuar ante este poder mundial.

A las organizaciones sociales nos queda una autoevaluación para ver si estamos ejerciendo un contrapoder frente a los actores internaciones económicas y políticos.

Tenemos que trabajar en sinergia con otras organizaciones y sindicatos para que nuestras exigencias se cumplan. De lo contrario entramos al juego del neoliberalismo.

Ellos tienen claro su propósito y su mensaje ante las luchas sociales es de miedo y terror. Y no podemos seguir el juego de ellos estigmatizando a la luchas porque bien sabemos que hay muchas mujeres que luchan por una sociedad digna para todos y todas.

Tenemos que tener claro que en nuestra lucha necesitamos tener resultados.

No podemos desgastar la imagen los de los sindicatos con las negociaciones.

Tenemos que seguir multiplicando los ejemplos de lucha, la confrontación con el capital y con las empresas transnacionales.

Commentarios

Deja un comentario