POST

Entrevista Carla Gutierrez – Gregoria Apaza

1. Cuéntanos, ¿de dónde surge Gregoria Apaza, hace cuanto trabajan en el Alto, Bolivia?

Gregoria Apaza nace en la ciudad del Alto el 5 de marzo de 1983, con 37 años de trabajo en la ciudad del Alto, es 1 año mayor que el mismo municipio. Nace como una iniciativa de apoyo a un grupo de mujeres que fueron y son fundadoras de la organización, en la lucha democrática por los derechos de las mujeres.

Al principio surge solo con capacitaciones de cocer y tejer, y luego han ido ampliando sus servicios. GA ha tenido que sufrir varios cambios, adaptarse y mostrar gran resiliencia a cambios políticos del país, sobreviviendo dictaduras, cambios políticos de corrientes capitalistas y socialistas, pero manteniendo siempre su bandera política: el ejercicio y lucha por derechos de las mujeres.

2. ¿Cuál es la situación de las mujeres del alto? ¿Cuál es el de estas mujeres en la sociedad, la familia, y la economía? ¿Cuáles son sus luchas?

Para nosotras es una etapa de cambio, de transición, cuando GA empezó trabajaron con mujeres migrantes del campo a la ciudad, los primeros 25 a 30 años. Pero los últimos 7años, la población ya no es migrante, sino mujeres nacidas alteñas, que tienen una cultura muy miscelánea adquirida de sus padres y madres que vienen de diferentes culturas. A esto se le suma la cercanía a La Paz, que es una ciudad con mucho movimiento social y político, con acceso a medios de comunicación que sus padres y madres no tenían.

Esta nueva población alteña viene con nuevas necesidades, si bien la violencia hacia la mujer aún se trata, se ha repensado desde el noviazgo, ya que sus padres/madres no hablan de esto. Por consecuencia de esto, uno de sus principales efectos es el incremento del embarazo adolescente, las limitaciones de acceso a educación, al sector laboral formal, y al ejercicio de derechos políticos.

El Alto cuenta con un alto índice de economía informal, donde el 70% son mujeres. En el Alto no hay una mujer que no haga actividad económica, pero le has costado un alto precio por el doble trabajo que implica para las mujeres con el tema del cuidado del hogar, ya que de bajo la base de la cultura Aymara, se mide el valor de la mujer en función a sus cualidades de maternidad.

Al día de hoy, existen altos índices de violencia de género en la ciudad del alto, que están vinculados a la repartición de los poderes, y entendemos que el aumento en feminicidios está directamente vinculado al tema del desarrollo de autonomía de las mujeres. Esto se puede evidenciar por ejemplo, en los espacios políticos, donde incluso allí a las mujeres les cuesta mucho hacerse lugar en las posiciones de poder.

3. Desde Gregoria Apaza, ¿cómo trabajan para mejorar la situación de las mujeres del Alto?

Desde Gregoria Apaza cursos de formación técnica integral. Hemos decidido no hacer de Gregoria un instituto, porque las necesidades de las mujeres son diferentes para la inserción laboral o para la generación de emprendimientos. Estamos con la implementación de la incubadora de emprendimientos sociales y solidarios para generar una nueva visión de lo que pueden hacer las mujeres en el Alto.

Trabajamos con promotoras comunitarias, que son mujeres recuperadas del ciclo de violencia, que una vez superados los problemas que han tenido, apoyan de forma voluntaria a otras mujeres en procesos de denuncia para que no desistan, y para que no se sientan solas y se sientan acompañadas.

Estamos trabajando con jóvenes brigadistas, que hacen difusión de temas de derechos sexuales y reproductivos, la prevención de noviazgos violentos, y esos son básicamente nuestros grupos de movilización.

Por otro lado, estamos trabajando en incidencia política, en torno al apoyo, asesoramiento y formulación de políticas públicas y normativas que tengan que ver con el tema de derechos de las mujeres, y cubrimos temas de asesoramiento legal laboral, tanto a nivel individual como de organizaciones de trabajadoras, y trabajamos el asesoramiento legal penal, para la atención de casos de violencia, y el apoyo psicológico para contención de casos de violencia.

4.¿Cuáles avances significativos se han logrado en materia de igualdad para las mujeres en los últimos años en Bolivia?

De los avances más importantes que se han tenido en torno a derechos de mujeres, tenemos:

- Ley 348: Ley de todo tipo de violencia contra la mujer (abarca 16 tipos de violencia).

- Ley contra el acoso y violencia política contra las mujeres.

- Implementación del Servicio Plurinacional de la Mujer y de la Despatriarcalización, a nivel estatal.

Esos son los tres avances muy significativos, sin embargo, a pesar de que han tenido esos avances a nivel político, ha faltado el poder de operativizar estas normativas y de poder capacitar a las instituciones que brindan servicio para llevar a cabo estas normativas.

5.¿Cuáles son los retos actuales para las mujeres del Alto (en sentido de mejoría, en acceso a derechos humanos, igualdad…)?

En la institución hicimos un análisis de las líneas de trabajo que debemos seguir, entonces identificamos que definitivamente debemos trabajar en torno a la prevención de violencia en la ciudad del Alto, y un cambio de mentalidad en torno a lo que son las estructuras del sistema patriarcal.

Vemos muy importante como un reto generar mejores condiciones laborales para las mujeres, considerando que la mayor parte de las mujeres son trabajadoras por cuenta propia y que están ajenas a cualquier sistema de protección social.

Es necesario trabajar en sistemas integrales de cuidado, para que las mujeres puedan insertarse en los espacios laborales y reducir índices de violencia también por esto.

Trabajar el embarazo adolescente, las consecuencias del embarazo adolescente, y trabajar políticas públicas que quizás no sean solamente normativas sino que puedan operar las normativas que ya existen.

6. ¿Cómo ha afectado el COVID19 en particular a las mujeres? (Minuto 39)

Hemos hecho igual un análisis y hemos reflexionado que uno de los grandes problemas del COVID19 ha sido primero que hemos visto una gran debilidad en el sistema de salud y en el sistema de protección laboral del personal de salud del que principalmente forman parte mujeres. Partiendo de esto, se evidencia el tema de las responsabilidades del cuidado de la sociedad y de la vida que tenemos las mujeres.

Si bien se vive una cuarentena en encierro y en estrés de las personas que trabajamos, las mimas casas se han tornado espacios inseguros en el caso de las mujeres que sufren violencia y están en riesgo de sufrir violencia. Estos espacios que se han vuelto inseguros no han tenido medidas de protección adecuadas para hacer denuncias, para poder acudir a apoyo, para tener respuestas inmediatas de los sistemas de atención de casos de violencia.

El hecho de que muchas mujeres en la ciudad del Alto sean trabajadoras por cuenta propia y que ganen al día, principalmente para sostener a su familia, ya que es un ingreso de subsistencia de estos grupos, y muchas de ellas son cabezas de hogar, han limitado sus posibilidades de generación de ingreso, entonces esto está ocasionando muchos temas de estrés, de falta de alimentos, a muchas mujeres en El Alto y están siendo afectadas porque no tienen un salario fijo y las medidas del gobierno que se han puesto a muchas de ellas que no son gremiales, sino aquellas que son propietarias de micro y pequeñas empresas, no se están beneficiando de los bonos estatales por tener sus empresas formalizadas.

No están existiendo medidas reales para la protección del empleo. Muchas de las mujeres que tenemos en la ciudad del Alto trabajan como limpieza en empresas, como trabajadoras del hogar, vendedoras, todas estas que son de trabajos que son manuales, que se pagan por días, están siendo desempleadas o ya no se les está contratando. Esto ha creado una crisis que va más allá de lo económico y lo nacional, que es la crisis en los hogares, y un poco más allá viendo el tema de las tareas del cuidado que se han doblado, y están repercutiendo mucho en la vida de las mujeres.

Es que además de que si tienes teletrabajo y puedes acceder, tomando en cuenta que el acceso al internet no es inclusivo, asumen que todos tienen internet cuando no todos tienen internet, o a la misma televisión en algunos casos. Entonces este teletrabajo sumado al trabajo del cuidado, más que no hay clases y los niños están en casa, están generando un sobrecargo terrible en las mujeres principalmente.

Son muchos los efectos que se están viendo ahora, y se están vulnerando muchos derechos en todo este tránsito del COVID19.

7. ¿Qué sigue? ¿Cuáles son los próximos pasos para avanzar en materia de acceso a derechos e igualdad para las mujeres del Alto en Bolivia?

En general lo

Commentarios

Deja un comentario