Noticias

Semana Global de la protección Social

La Red Continental de América Latina y del Caribe por el Derecho a la Protección social y WSM participan en la Semana Mundial de la Protección Social organizado por la Organización Internacional de Trabajo –OIT- del 25 al 28 de noviembre de 2019, para debatir y reflexionar sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible 20-30, específicamente sobre el objetivo 1.3 sobre el derecho a la PS.
Poniendo sobre la mesa el compromiso de cumplir el compromiso de la Agenda 2030
Los números son claros aun el 55% de la población mundial no tiene Protección Social y, el 70% no posee protección Social Universal. La conclusión de todos los presentes, incluidos financiadores, es que la Protección Social no es un costo, es una inversión en el ser humano en primer lugar, para la paz social y justicia social. Esta semana tanto los empleadores, trabajadores, el estado y movimientos sociales que forman parte de la contribución a la protección social en cada país, analizan lo que implica esta contribución, su impacto en la población y la posible financiación para llegar a la protección social universal e inclusiva. También se validó el aporte de los movimientos sociales de todo el mundo que han funcionado como mecanismo para intercambiar investigaciones, monitoreo constante y buenas prácticas de propuestas de políticas públicas.
Abriendo la sesión de la semana Guy Ryder, director general de la OIT plantea un cambio en el paradigma, afirma que “el trabajo debe estar a favor del hombre y no al revés” por ellos “existe un estudio de investigación que demuestra la inversión que deben tener los estados para lograr una protección social universal y solidaria.
Amina Mohammed, secretaria general adjunta de ONNU enfatizo que la protección Social debe adaptarse al crecimiento laboral y sus demandas ante los diferentes escenarios de trabajo. La unión de todos los ámbitos mediante alianzas fuertes y colectivas para invertir en la concreción de los pisos de la protección social Iniciativas Pisos de protección Social, los cuales ya poseen 17 financiadores (Banco mundial, etc.). La protección social es una gran inversión, los trabajadores más saludables, educados y productivos, vida digna y sociedades con más cohesión social. La protección social a nivel macro, como facilita las sociedades, más ecológicas.
Abriendo el debate muy candente el Segundo día de la semana de protección social Jeffreys Sachs, University Professor, Director of Center for Sustainable Development and SDSN.
Luego de unos estudios de investigación reitera que “Los Objetivos de Desarrollo Sostenible se cumplirían hoy si los paises más ricos tan solo pondrían el 0,7% de su PBI o el 0.4% del PBI de todos los paises del mundo.”
“Que nadie diga que no hay como evitar la muerte de niños por hambre o enfermedades, o el no acceso al agua, ni a la alimentación, ni a la educación”. “Una protección autentica se basa en la redistribución de la riqueza, y poner impuestos a los que más ganan ya que lo hacen a costa de los países más pobres y del medio ambiente.”
En el panel llamado “todavía el 55% no posee acceso a la protección social” hicieron intercambio de como actores del gobierno, sindicatos y movimientos sociales han realizado acciones innovadoras para hacer llegar la protección social a grupos vulnerables y de economía informal. Ante eso estuvo participando del panel Francisca Altagracia Jiménez Vice-presidenta de la Confederación Autonoma Sindical Clasista de la República Dominicana (CASC) contando sobre la AMUSSOL-CASC como ong-mutual, autorizada por el gobierno dominicano para lograr acceder a la seguridad social los emprendedores de la economía informal. (incluir el video de la intervención de Altagracia para poner en el blog??) cf. El enlace fue enviado por Joris de WSM
Michelle Bachelet. Alta comisionado por los derechos humanos. “Más de 40 millones de mujeres viven en la economía informal. Las mujeres no reciben remuneración adecuada.” “Los sistemas de protección social, hace una población más resiliente sobre todo en momentos de crisis. Es un error bajar la inversión en protección social cuando hay crisis económicas.”
Justo Jiménez, del Movimiento de Trabajadores Campesino (MTC) y representando a la Sinergia Guatemala y la Red Continental por el derecho a la protección social comenta su conclusión que “la Protección Social debe ser considerada como una inversión y no un gasto, también es un instrumento para reducir las desigualdades, además forma para invertir y cambiar la vida de las personas, por último, la protección social es el mejor amigo de los niños, niñas, mujeres, adultos.”
En conclusión, se han debatido, intercambiado todas las formas existentes de protección social inclusiva y universal y las que están en proceso. La importancia de los actores sociales en el monitoreo y sensibilización de la protección social universal y solidaria. Conocer Los sistemas de financiamiento como también las propuestas de cobrar impuestos a las personas más ricas para equilibrar la balanza de desigualdad y riqueza.
Para la Red Continental por el Derecho a la Protección Social, participar de este evento fue un gran paso, conocer, intercambiar, actualizarse y comprender mejor la situación macro (mundial) para lograr ser más efectivos en las regiones y trabajos. Teniendo en cuenta la situación latinoamericana, aunque tengamos mayores desafios de retrocesos en materia de protección social o de una protección social precaria, el evento trae herramientas para una mejor estrategia y de mayor impacto.
Tanto para la Red como para WSM “La Protección Social es un derecho humano y debe ser universal, exhaustiva, sistemática, sostenible y sobre todo solidaria” por ello, nuestras estrategias continentales van de la mano con el enfoque ya nombrado por el director de la OIT, y le agregamos que la vida del ser humano es lo más importante, por ello la economía debe trabajar para el hombre y no el hombre en pos de la economía”.
Autora: Georgina Bruno, Coordinadora Tematica de Latinoamerica.

El equipo legal de Gregoria Apaza logra sentencia de 30 años de condena para el primer caso de feminicidio del año 2019 en Bolivia.

El pasado 01 de enero de 2019, la joven Jhesica Pamela Nina Flores, de 20 años de edad, fue asesinada por su “expareja”, José Luis Gutiérrez Vallejo, de 21 años de edad, en el municipio de Achocalla del departamento de La Paz, siendo este el primer caso de feminicidio registrado para este año en Bolivia.
El argumento inicial en la etapa preliminar del proceso penal utilizado por la defensa de José Luis Gutiérrez Vallejo es que no existía prueba de la relación amorosa entre las partes, y por lo tanto, este homicidio no se podía calificar como feminicidio, lo que abría puertas a que el acusado obtuviera una sentencia de 5 a 20 años menos que la sentencia correspondiente a feminicidios.
Institucionalmente como Gregoria Apaza se asume el proceso desde el inicio de la etapa preparatoria, logrando encaminar la investigación a un hecho real de Feminicidio, primero porque se probó a través testigos la relación de pareja y segundo por la inspección ocular reconstructiva que involucro la participación de peritos que probaron la presencia del agresor en el lugar del hecho y su participación.
Este proceso de feminicidio duro 10 meses constituyéndose en uno de los procesos con mayor celeridad en la obtención de la sentencia debido a dos factores, el primero relacionado con el seguimiento continuo y exigencia de los familiares de la víctima buscando justicia y segundo por la asistencia técnica y coordinación estrecha con el Ministerio Público y Servicio Plurinacional de Atención a la Victimas (SEPDAVI) del Ministerio de Justicia en cumplimiento a las normativas nacionales e internacionales.
De acuerdo al director de la Fiscalía Especializada en Delitos de Violencia Sexual y en Razón de Género, Roberto Almendras, en Bolivia el 34% de la carga procesal que atiende el Ministerio Público corresponde a casos de violencia de género, siendo así que en el 2019 se han registrado 102 casos de feminicidios desde enero a octubre.
Según los datos publicados por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), para el año 2018, Bolivia se encontraba en la posición más alta en la tasa de feminicidio en América del Sur con 2.3 por cada 100,000 mujeres.
La abogada penalista Frida Choque de Claros, quien pertenece al equipo de Gregoria Apaza, fue la responsable de llevar la defensa de la víctima, Jhesica Nina, y en el mes de noviembre de 2019 fue dictada la sentencia por feminicidio a José Luis Gutiérrez Vallejo, quien cumplirá 30 años de prisión.
Esta sentencia marca una victoria en las luchas por la igualdad de género en Bolivia, donde desde el año 2013 hasta el 2019, luego de promulgada la ley 348, para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia, se han registrado más de 500 casos reconocidos como feminicidios y de estos a menos de la mitad se les ha dictado sentencia.